Skylane Optics, una PYME creada en 2009 por Philippe Bolle, es una pepita tecnológica en el corazón de Valonia. Su producto estrella: los transceptores ópticos convirtiendo la señal eléctrica en una señal óptica y viceversa. Ligeramente más grande que una memoria USB, aumentan la potencia y la velocidad de transmisión de datos en una red de fibra óptica.

 

Con presencia en Europa, Brasil, México, Colombia y Estados Unidos, Skylane Optics es una corporación multinacional que sigue creciendo en el mercado hiper-competitivo de las telecomunicaciones.

“SON LOS TRANSCEPTORES ÓPTICOS DE PHILIPPE BOLLE QUE PERMITIERON A LAS CADENAS DE TELEVISIÓN DEL MUNDO ENTIERRO DE TRANSMITIR EN DIRECTO LOS PARTIDOS DE FÚTBOL DEL MUNDIAL, EN 2014″. Innovatech.be

Desde los coches conectados a la domótica inteligente, pasando por los servicios de pago por móvil, el mercado de las telecomunicaciones está en constante cambio.

La tecnología de hoy y de mañana exigiendo cada vez más instantáneo, siempre más ancho de banda, elevada y bajo demanda; el transceptor, aliado natural del despliegue de la red de fibra óptica se hace entonces indispensable.

En Bélgica, la conexión en el domicilio del abonado (Fiber To The Home) sigue siendo la excepción, mientras que, en países como los Países Bajos, el Gran Ducado de Luxemburgo, España, Portugal y Suecia se han puesto en marcha numerosos proyectos para equipar a los particulares.

Mientras que algunos países apenas están completando la instalación de 4G, ya se anuncia para un un futuro muy cercano la llegada de 5G, que permitirá el desarrollo de la industria 4.0 y a los objetos conectados de surgir. Diseñada para satisfacer las necesidades crecientes de datos y la conectividad de la sociedad moderna, la 5G apoyará las innovaciones del futuro, como el coche conectado que será particularmente codicioso en 5G. Skylane Optics está jugando un papel activo en el despliegue de esta evolución al equipar la red de metro-core (red que permite que todas las ciudades estén conectadas entre sí) gracias a técnicas únicas y vanguardistas.

Hoy en día, el patio de recreo de Skylane Optics es precisamente el reto del metro-core. Permite la evolución del tráfico de banda ancha, tanto para el público en general como para los centros de datos. Cuanto antes se extienda, antes llegará 5G. La red metro-access, por otro lado, reúne a operadores conocidos por todos, que también tienen una red de metro-core. Las acciones a nivel de esta red también forman parte del rendimiento de Skylane Optics.

Dado que la instalación de la fibra óptica es un proceso muy complejo que requiere mucho tiempo y concentración, el mundo de las telecomunicaciones busca avanzar hacia un nuevo mecanismo tecnológico que podría revolucionar su implementación.

 

La red de fibra óptica siendo en constante evolución, se proponen dos soluciones para simplificar su instalación. En primer lugar, se desarrolló la Multiplexación por División de Longitud de Onda Gruesa (CDWD – Coarse Wavelength Division Multiplexing), que puede contener 18 canales por fibra, pero se sustituyó rápidamente por la Multiplexación por División de Longitud de Onda Densa (DWDM – Dense Wavelength Division Multiplexing), mucho más potente, con 40 canales por fibra. Sin embargo, este último experimento problemas de precios altos, de instalación compleja y de entrega en el momento de su lanzamiento. Se requiere un tiempo de entrega de 6 a 9 meses porque sólo tres Wafer Fabs (un procedimiento de fabricación que consiste en muchos procesos secuenciales repetidos para producir circuitos eléctricos) fabrican estos láseres.

Además, la construcción de la red mediante este proceso no es más sencilla, ya que se basa en un peligroso montaje manual: la gestión manual de cientos de cables ópticos en la parte superior de una torre en un rack de conexiones no es, en absoluto, una tarea sencilla para un técnico.

 

La llegada del Tunable

Fue entonces cuando nació el Tunable, también llamado Full C Band Tunable (Banda C: Banda Convencional). Este láser permite, gracias a un transceptor, seleccionar manualmente el canal deseado. ¿Sus ventajas? Su entrega rápida y una instalación mucho más práctica, la sustitución de 40 canales para ser conectados por un solo componente representando el canal que usted desea. Por lo tanto, representa una ventaja operativa y financiera.

A pesar de esta evolución, todavía existe una limitación en la instalación. Esta requiere la sincronización remota y manual de dos transceptores para encontrar la longitud de onda correcta para que puedan comunicar. Esta técnica requiere numerosas pruebas e intercambios entre el técnico y el administrador de la red.

 

La evolución hacia el Autotuning

La automatización parece entonces convertirse en la idea más ingeniosa. El Autotuning, que inicialmente era estándar, se introdujo en la UIT-T (Unión Internacional de Telecomunicaciones). Siendo una evolución real del sistema Tunable, el Autotuning es un programa de software dentro de los transceptores que, junto con la técnica de “handshaking” entre los transceptores (situados a ambos lados de la fibra), permite seleccionar automáticamente la longitud de onda. La única condición para una buena conexión: el mismo artículo (vendor) a cada lado del circuito óptico. El tiempo ahorrado es valioso gracias a esta nueva herramienta, ya que sólo se tarda de 30 a 90 segundos en instalarla, por un mínimo de una hora antes. El concepto siendo atractivo, cada fabricante de transceptores toma la decisión de crear su propio auto-tuning (láser 10GB/segundo).

En este campo, Skylane Optics se destaca y ofrece un producto único y específico para el mercado: un auto-tuning en Ópticas compatibles (third party Optics) (software diseñado y desarrollado por Skylane Optics) compatible con Infinera (líder mundial en soluciones ópticas, California), para una señal de calidad y asequible, que simplifica radicalmente el proceso para las redes de cable.

Esta revolución es la Auto-lambda. Su funcionamiento, en breve, consiste en la conexión automática de dos transceptores situados en cada extremo de los circuitos ópticos. Entonces se comunican en una frecuencia de baja velocidad para que la conectividad se establezca finalmente en la longitud de onda correcta sin la intervención de ningún ordenador. Los servicios de un técnico general sólo son necesarios para conectar el transceptor a la carcasa. Por lo tanto, reduce considerablemente los esfuerzos de despliegue y minimiza los errores.

Ejemplo de un caso práctico: Si se produce un fallo en el suministro eléctrico, el Auto-lambda podrá volver a conectarse por sí mismo, ya que funciona de forma totalmente automática una vez los dos extremos conectados.

Gracias a la culminación de este procedimiento, Skylane Optics ofrece una solución de vanguardia con numerosas ventajas: optimización de los costos y de la instalación, una menor tasa de errores y un nivel de practicidad inigualable hoy en día.

La PYME de Namur no se detendrá ahí, ya que actualmente está desarrollando soluciones innovadoras que darán forma a las redes de telecomunicaciones del mañana como el TCS, un producto personalizable para el cliente y íntegramente desarrollado por Skylane Optics, que se convertirá en su producto líder del año 2020. Así que manténgase curioso y conectado sobre las novedades que la PYME está a punto de introducir.

 

 

El SFP+ Auto Tuning está disponible!
No dude en contactarnos para más información!

Noticias de Skylane Optics

Vea todas las noticias January August June